S i l a e s p a d a d e D a m o c l e s c a y e r a s o b r e m i c a b e z a ,
s e a b o l l a r í a .



lunes, 24 de octubre de 2011

- Es un miedo que te llena las venas de alambres de metal para que no puedas moverte. Porque si te mueves, te romperás. Te harás jirones. Y no quieres destrozarte tan joven, Ángela.

Lo que Víctor respondió cuando Ángela le preguntó qué era lo que podía provocar con Miedo.

- Es mi superpoder, Víctor, y me lo follo como quiero.

Lo que Ángela dijo cuando pensó que Víctor no podía oírla.

- Si yo pudiera tener miedo, me gustaría que fuera por culpa de Ángela. Que me sonriera como un tiburón y me helara por dentro. Quiero esos malditos alambres de espino enredados en mi garganta. Quiero fantasear con que la odio. El día que sienta, quiero sentirla a ella. Quiero sentirme ácida y amarga y cruel y mala. 

Lo que Helena nunca dijo.

3 comentarios:

  1. Precioso. Qué manera de escribir, me encanta :)

    ResponderEliminar
  2. Te voy a hacer un monumento. (Y a llevarte el desayuno a la cama). Porque te lo mereces por estas entradas tan bestiales.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y qué pasaría si al final es incapaz de vivir sin Miedo? ¿Sin Ángela? ¿Qué ocurrirá cuando lo malo se transforme en necesidad? Hay superpoderes imposibles de evitar.

    Extraordinario diálogo.

    ResponderEliminar