S i l a e s p a d a d e D a m o c l e s c a y e r a s o b r e m i c a b e z a ,
s e a b o l l a r í a .



sábado, 31 de marzo de 2012

Te prometo balas

Soy un desastre. ¿A quién pretendo engañar? Soy un desastre
Nací desastrosa y moriré desastrada. Cada día soy más fuerte, más lista, menos perfecta. Me voy deshaciendo como un diente de león en mitad de una ráfaga de aire. Soy un desastre. 
Nunca podré mirarte como quieres que te mire, Tuercas. Pero si quieres... Si tienes tiempo... Podemos ser amigos. Puedes quedarte conmigo, luchar conmigo, reírte conmigo. Es lo único que soy capaz de prometerte: mamporros y risas. Bromas malas, conversaciones trascendentes a las dos de la mañana, salvarte la vida de vez en cuando y que, si tienes ganas, tú salves la mía. Te prometo que las balas pasarán rozándonos. 
Pero no puedo darte nada más. Yo no siento de la misma forma que tú. No me malinterpretes: siento. Siento con una intensidad que a veces me deja sin respiración. Pero a tu lado todo eso se queda en nada. A tu lado, yo soy un relámpago y tú una tormenta eléctrica. 
Haznos un favor a los dos, Tuercas... Deja de mirarme así. Deja de mirarme como si yo lo entendiera. No lo entiendo. 
Soy un desastre.

4 comentarios:

  1. Todos somos desastres con patas. ¿Y qué importa si nos miran con desprecio o con la fascinación con la que se mira a una patata frita? Mientras tengas algo que ofrecerle ¡no es el fin del mundo! Quizás sólo sea una pausa para la publicidad, y el romance no sea lo vuestro, sino una aventura épica a ser vivida hasta el final.

    PD: ;) Gran texto.

    ResponderEliminar
  2. (LL) Me ha encantado!! Me he sentido así algunas veces... Soy un completo desastre yo también. Demasiado. Pero he aprendido a quererme así. Y por suerte hay gente que también. Y a veces se preferen mamporros y risas antes que nada.

    ResponderEliminar
  3. ¿Recuerdas que una vez me hiciste un comentario sobre esos momentos en los que lees algo que expresa mejor que tú misma lo que llevamos dentro?

    Eso es exactamente este texto.
    "A tu lado, yo soy un relámpago y tú una tormenta eléctrica".

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí si alguien me promete balas ya me tiene en el bolsillo.
    (Algún día dejarás de escribir estas maravillas y sabremos que ha llegado el Fin del Mundo. Seguro que es un día soleado porque los días de lluvia son más bonitos y poéticos.)

    ResponderEliminar